Boracay, mucho más que White Beach

Viajaba por Filipinas sin prisa y llegué a Boracay para quedarme una semana. Al llegar, charlando con la gente del albergue todo el mundo me decía que sólo había estado en White Beach, que es la playa principal de Boracay y la razón por la que la gente va a la isla, pero definitivamente tenía que haber más cosas y estaba dispuesta a encontrarlas.

No me entendáis mal, White Beach está bien, son 4 kilometros de playa de arena blanca con sus palmeras y sus millones de sitios para comer, tomar algo o comprar recuerdos, pero está abarrotada de gente y locales ofreciéndote excursiones, tatuajes o masajes.

Así que aquí van tres propuestas para alejarse un poco de White Beach.

Puka Beach: al norte de la isla está esta tremenda playa prácticamente vacía, a la que sólo llegan algunos barcos haciendo “island hopping” o algunos turistas intentando huir del bullicio de la nombrada White Beach. En esta playa hay poca cosa, un par de sitios para tomar algo, algunos puestos de collares de conchas y ya. Yo fui caminando, me gusta mucho andar y creo que además así ves cosas que te pierdes de otras maneras, son 5 kilometros hasta llegar, por el camino se pararán unos cuantos transportes para ofrecerte llevarte, es una cosa curiosa, me llevé la impresión de que los filipinos no caminan, muchos me miraban como si fuera marciana cuando decía que quería ir andando a los sitios.

Bulabog Beach: la franja central de la isla de Boracay es de apenas un kilómetro, y eso es lo que separa White Beach de Bulabog Beach, esta playa es guay, no tiene apenas gente, hay sombra, corre el aire y además no te vas a aburrir nunca porque hay muchísima gente haciendo kitesurfing y puede llegar a ser un verdadero espectáculo. En esta playa apenas hay vendedores ambulantes y la gente va a lo suyo, parece mentira que estando tan cerca del meollo, esto sea otro mundo. Si vas de la playa hacia la izquierda encontrarás además sitios muy agradables para recorrer o tirarte bajo una palmera a leer.

Los miradores: siempre es bueno ver las cosas desde arriba para hacerte idea de dónde estás y qué hay a tu alrededor. Una vez más, fui caminando aunque fácilmente se encuentra quién te lleve. Hay varios miradores, mi consejo sería que fuerais al más alto, porque hay que pagar en todos y con lo cerca que están, la diferencia no es mucha.

Eso si, aunque esta entrada va sobre huir de White Beach, no podéis faltar a la cita diaria en ella con la puesta del sol a las seis de la tarde. Es un verdadero espectáculo.

Publicado en Filipinas | Deja un comentario

Ver koalas y canguros en libertad en la Great Ocean Road

Hay dos sitios estupendos para ver koalas en libertad en la Great Ocean Road y uno para ver canguros, lo de los koalas lo sabe todo el mundo, pero en el de los canguros estuve sola, así que imagino que es un secreto que te cuentan los locales y al que tuve el privilegio de asistir.

El primer sitio para ver koalas es el rio Kennet, se aparca al lado de un bar, Kafe Koala, y se empieza un camino (cuesta arriba pero ligero) donde tendrás que ir mirando siempre para arriba para encontrar los koalas, hay muchos, y una vez sepas lo que estas buscando (bolitas grises que se camuflan fácilmente), verás muchos más.

El segundo sitio es la carretera que va al faro Otway, aquí hay muchos, pero hay que parar en el inexistente arcén y la carretera es estrecha, así que muy recomendable andar parando no es. Hay un par de sitios en los que la carretera se ensancha, si ves coches, para, que seguro que hay koalas a la vista.

Y para ver canguros el lugar mágico está muy cerca de Princetown y los doce apóstoles. Los canguros duermen de día y salen de noche, el primer canguro que vi fue cuando se me cruzó en la carretera al hacerse de noche, con el correspondiente microinfarto. A partir de ahí fui a 20 y se me atravesaron varios más. Es fácil ver canguros en la carretera atropellados.

Al lío, como los canguros hemos quedado que cuando es de día se van a dormir, tendrás que madrugar para llegar al amanecer a la “Princetown recreation area”, es un cámping y se puede aparcar donde la pista de tenis. En cuanto sales del coche y camines un poco vas a ver decenas de canguros a sus cosas, pero estos no son como los de los zoos, si te acercas se van.

Y una vez allí, solo tienes que disfrutar del espectáculo.

El silencio absoluto, el amanecer y los canguros hicieron de esta mañana algo muy especial. Después me fui a los 12 apostoles y los vi con la luz del amanecer y <3

Publicado en Australia | Deja un comentario

Recorriendo la Great Ocean Road (I)

La Great Ocean Road transcurre durante unos 240 kilometros por la costa sur de Australia, partiendo desde Anglesea.

Hay muchos tours que lo hacen en el día desde Melbourne y llevan a visitar los puntos más importantes, si no tienes tiempo, esta puede ser una opción, pero creo que merece tanto la pena que habría que hacer lo posible por dedicarle más tiempo. Yo estuve tres días y podía haber estado más.

Pares dónde pares vas a encontrar algo impresionante, ya sean playas infinitas, koalas, canguros, migraciones de aves, formaciones rocosas… es un espectáculo.

Poneos cómodos y estad preparados para subir y bajar mucho del coche.

Lo digo mucho últimamente, pero voy a dejar que las fotos hablen por si mismas, las de hoy son del primer tramo, Torquay, Anglesea, Bell Beach, Point Addis, Lorne… básicamente fui aparcando en cada sitio que me fue apeteciendo.

La primera vez que aparqué el coche, en Anglesea, encontré una playa enorme con un ambiente muy mañanero, gente paseando al perro, sacando el barco o buscando olas.

Muy cerquita de ahí está Bell Beach, había mucho ambiente y una competición de kayaks.

Y a partir de ahí el día siguió igual, subiendo y bajando, mirando por la ventanilla y disfrutando. Es una carretera estrecha con muchas curvas y hay que ir despacio, así se puede aprovechar y mirar el paisaje

En Lorne había mucho ambiente también, críos disfrutando y una clase de karate en la playa, es increíble cómo los australianos aprovechan todos los espacios para practicar deporte.

Seguí el camino hasta Apollo Bay donde hice la primera noche, este primer día no vi ni un koala ni nada, pero al día siguiente le pondría remedio.

Publicado en Australia | Deja un comentario

Islandia día 7: el norte.

Si el día anterior ya nos había quedado clara la diferencia entre el norte y el sur de Islandia, este día lo seguimos comprobando. Mucha nieve, lagos helados, cascadas con un caudal mínimo…

Empezamos el día yendo hacia Godafoss, la cascada de los dioses, por el camino hicimos varias paradas al borde de lagos, montañas y pueblitos típicamente islandeses.

 

Y por fin llegamos a Godafoss, que por cierto, tiene muy cerca gasolinera y una tiendita de souvenirs muy resultona.

Saliendo de Godafoss, vimos algo que no habíamos visto apenas en la semana que llevábamos por tierras islandesas ¡Carteles!

Llegamos a Húsavík, aquí es muy común ir para coger el barco para ver ballenas, es un pueblo cuco, pequeñito, con un puerto bastante grande y muy paseable.

Esa noche dormiríamos en una granja cerca de Akureyri llevada por un matrimonio absolutamente adorable y con los mejores desayunos de todo el viaje, pero eso os lo cuento el próximo día.

Publicado en Islandia | 4 comentarios

De paseo por Bondi Beach

Estando en Sydney resulta casi obligatorio acercarse hasta Bondi beach y hacer el paseo que transcurre por la costa, que es muy agradable, yo la hice empezando desde más al norte de lo habitual.

Desde el puerto de Sydney cogí un ferry que me llevó hasta Watson Bay, estos ferrys son geniales para ver la ciudad desde otros puntos de vista

Bondi6 Bondi7El trayecto son unos 20 minutos en los que verás las ciudades dormitorio de la zona, que te darán ganas de quedarte a vivir en ellas.

En Watson Bay encontrarás varios restaurantes de fish and chips, un parque en cuesta para hacer la croqueta y unos cuantos comercios muy cucos. Pero además hay un paseo por la costa (el principio se ve según se baja del barco de frente) muy recomendable, son unos tres kilómetros y se ven acantilados, un faro, gente paseando, merenderos y finalmente un cementerio. Al llegar al cementerio ya me cogí un autobús (el 380) que me llevó hasta Bondi Beach.

Bondi1 Bondi2

Bondi8 Bondi9 Bondi10 Bondi11

 

En Bondi Beach se puede echar el día y todo lo que quieras, hay un montón de cafés y sitios monos, además de la playa, aunque el baño sólo está permitido en una zona muy concreta y pequeña.

Los socorristas parecen sacados de otra época

Bondi12 Bondi13 Bondi4

 

Y a partir de aquí, es fácil, sigue el camino y disfruta, una vez que llegues a las distintas playas puedes parar cuando quieras y desde allí coger un bus de vuelta a Sydney o volver a Bondi. Yo llegué hasta el cementerio y desde ese pueblo me volví a la ciudad.

Bondi24 Bondi5 Bondi3 Bondi14 Bondi15 Bondi16 Bondi17 Bondi20 Bondi19 Bondi18 Bondi21 Bondi22 Bondi23

 

Si este porrón de fotos no os han dado ganas de ir, yo ya no sé qué más hacer ;)

 

Publicado en Australia | 4 comentarios

Jeepneys. Manual de uso y disfrute.

Los jeepneys están presentes en muchas de las ciudades de Filpinas, son vehículos alargados y estrechos que conforman la red de autobuses de la ciudad.

Hacen todos los recorridos que os podáis imaginar y conocí mucha gente viajando que no se animaba a utilizarlos, sirva esto para que, si vais, os lancéis sin miedo.

¿Cómo sé cuál tengo que coger?

En Cebu y en Manila funciona en el google maps la función que te dice cómo ir en transporte público a los sitios, esto te servirá para al menos saber hacia dónde tirar.

Cada jeepney tiene en el costado el inicio y el final de la ruta, hacen la ruta en un único sentido todo el rato. Además, tienen números, si consigues saber el número de la ruta que necesitas será un poco más fácil. De todas formas, preguntando no vas a tener ningún problema, o a la gente que está esperando o al conductor del jeepney o al que cobra, si hay.

jeepney5

¿Cómo funciona el tema?

Los jeepneys son de señores particulares, así que harán siempre lo posible porque te subas al suyo y por llenarlo lo más posible.

Estos vehículos son lugares mágicos, caben 20 personas y suben 5 más, y tú piensas: “vale, ya está lleno”. Y suben 5 más, y 5 más, y sacan unos bancos de debajo de los asientos y entran tres más. Y piensas, ahora sí que sí. Y entonces se suben 5 al tejado, y el revisor sigue diciendo a gente que suba, y suben más al tejado y tres colgando de los lados. Sólo entonces consideran que el viaje está amortizado y salen. Imaginad salir de ahí, con la mochila, lo bajo que es eso y toda esa gente.

jeepney2

Además, se llenan de fuera a dentro, me explico, el primero que llega se sienta justo al lado de la puerta, y a partir de ahí hacia el conductor se va llenando. Aunque vayas cargada con tres pollos y ocho bolsas no te harán sitio en la puerta si te toca ir al fondo. Esto se asume y se es más feliz. Si entra alguien y no hay sitio el conductor se encarga de decir dónde cree que cabe y esa gente se acopla.

jeepney1

¿Cómo y cuánto se paga? 

La tarifa mínima son 7 pesos y lo máximo que he pagado fueron 30, el trayecto duró hora y media y fue en el de la foto de la sierra de arriba, un trayecto muy animado xD

Se paga cuando te vas a bajar porque mágicamente el conductor o el que cobra, si hay, están pendientes de cuándo has subido para cobrarte lo que corresponde. Los primeros días yo pagaba al subir, me preguntaban dónde iba y me cobraban, también se puede hacer eso.

Como suelen ir hasta la bandera, el dinero va pasando de mano en mano y luego te dan las vueltas.

Para bajarse o lo gritas (literalmente, un stop o “para” puede valer) o das con una moneda en algo metálico que haya a modo de campanita o si tienes al que cobra cerca se lo dices y ya lo grita él.

jeepney4

Los jeepneys te paran dónde quieras de la ruta, como si tienen que parar cada tres metros, no hay paradas (bueno, algunas hay establecidas, pero además de esas te pueden parar dónde sea) ni para subir ni para bajar.

La gente te ayuda tanto que he llegado a tener un jeepney entero de gente pendiente de avisarme cuándo me tenía que bajar. Y si he tenido que coger dos, se han bajado de uno y hasta que no me han dejado en el siguiente no me han dejado sola. Amor infinito.

jeepney6

Así que si os encontráis en una caótica ciudad de Filipinas y tenéis tiempo, no lo dudéis, los jeepneys son un gran medio de transporte.

jeepney3

 

Publicado en Filipinas | Deja un comentario

¿Qué se come en Filipinas?

Me dejé en las FAQ el tema de la comida y algunos me lo habéis recordado, como supongo que la de Australia no es la que os interesa (se puede comer de todo lo que se te ocurra pero el 80% de mis comidas fueron de supermercado) voy a lanzarme a la de Filipinas.

En dos meses en Filipinas eché de menos dos cosas: la leche y el queso.

La leche es cara y tienen un sistema de cafés 3 en 1 muy conseguido (me hice muy fan del creamy latte), cuando me daba el monazo me compraba un brick de leche de importación de Nueva Zelanda, nada menos.

Con el queso tuve menos suerte, tienen algún quesito y en las capitales encontré en el super a precio de sangre de unicornio algún cheddar.

Pero vayamos al tema, ¿qué comen los filipinos y cómo?

La dieta básica es arroz, pollo y cerdo. Sin más. No es la cocina más elaborada del mundo ni se viajará sólo para comerla.

Los desayunos estándar suelen ser arroz (si tienes suerte será garlic rice en lugar de arroz cocido sin mas) con alguna proteína (longanissa o similar, siempre carne adobada y dulzona) y huevo. El zumo siempre será de polvos (tipo tang)

comida8 comida3

Media mañana/merienda: por cierto, usan la palabra merienda y me parece maravilloso. En los autobuses se subirán, en marcha muchas veces, vendedores con todo tipo de snacks, fundamentalmente cortezas de cerdo y una especie de barritas de arroz inflado.

También puedes ir a las (maravillosas) panaderías, hay un montón de panecillos esperando a ser probados, muy baratos y dulces siempre que te quitan el hambre y me sacaron de más de un apuro cuando no encontraba qué comer (casi siempre porque se me hacía tarde)

comida1

Comida: en las ciudades grandes encuentras mucha más oferta (bueno “mucha más”) pero en los pueblitos lo normal es encontrar una eatery mejor o peor puesta. Por la mañana se hacen perolos de comida y se dejan ahí a temperatura ambiente todo el día. Hay un guiso de cerdo que está rico, suele haber pollo frito, noodles… muy barato.

También hay sitios sólo de pollo frito, los separan por partes del pollo, alitas, muslos… y pides las piezas que quieras y te cobran en consonancia.

También hay pescado, que muchas veces te lo acaban de sacar del mar y lo cocinan a la barbacoa, para mi el problema siempre fue que lo hacían mucho y quedaba seco.

Y arroz. Siempre arroz

comida2 comida10 comida4 comida7 comida9
De cenas tengo muy pocas fotos por una razón, en Filipinas hay muy poca luz, incluso sitios en los que no hay electricidad durante ciertas horas del día ni alumbrado público. Así que de las cenas sólo me quedan recuerdos.

comida6

Pero es muy habitual acercarte a un puesto con una pequeña barbacoa, elegir la brocheta que quieres (hay tipo pincho moruno, de tripas, de patas del pollo…) y te la hacen en el momento, con arroz si quieres, claro. Una cena así pueden ser un par de euros.

¿Y no hay nada de la comida Filipina que destacar?

Sí. Los MANGOS.

Son los mejores mangos que he comido en mi vida, ha habido días de alimentarme sólo de batidos de mango, que los hacían con un poco de leche evaporada en el mejor de los casos, sino en polvo, hielo, mango y a triturar.

comida5

Lloro de emoción al recordarlos

 

Publicado en Filipinas | 4 comentarios