Recorriendo Oahu en un día

Hoy os propongo una ruta por Oahu que se puede hacer tanto en autobús público por sólo 5 dólares al día como en coche de alquiler.

Se trata de dar una vuelta circular a la parte este de la isla, os dejo el mapa con algunos lugares marcados

Mapa

Esta vuelta por Oahu nos lleva, en sentido contrario de las agujas del reloj,  desde Waikiki beach, donde probablemente estemos alojados, por toda la costa y luego por el interior para terminar nuestro recorrido visitando la plantación de pilas Dole.

Desde que salimos de Waikiki beach y vamos rodeando por la carretera la isla veremos multitud de sitios dónde se puede parar para admirar las vistas, os animo a parar porque no suelen defraudar.

IMG_20190128_101937(1)

Nuestro primer punto importante es una parada para ver la Bahía de Hanauma desde arriba, lo único es, que si no vais pronto es posible que ya no podáis acceder ni al parking a no ser que vayáis en autobús, pero si podéis hacerlo, es una vista muy recomendable.

Poco después de esta parada encontramos el mirador del Halona Blowhole y poco después Sandy beach, a mi esta playa me encanta porque es muy tranquila, suele haber muchas olas y puedes echar el rato viendo a los surferos.

IMG_20190128_103634

Siguiendo el recorrido llegaréis al mirador de Makapu’u y también a un faro al que se puede llegar haciendo una pequeña ruta.

IMG_20190128_105656

También siguiendo la ruta propuesta llegaréis a Waimanalo beach, también muy tranquila, con sombra y un sitio perfecto para echar un rato.

IMG_20190128_110834

Muy recomendable es también llegar a Turtle bay, aunque parezca que sólo se puede entrar si vas al resort la realidad es que según llegas a la derecha hay un parque público justo detrás de la playa para hacer snorkel, también hay baños y duchas públicos además de un chiringuito para alquilar máscara y tubo si no tienes o comer algo.

IMG_20190128_135154

Después de un buen rato buscando tortugas (sin éxito) seguimos recorrido ya con el objetivo de comer algo porque se iba haciendo tarde, de hecho comimos comida preparada del súper porque llegamos tarde para la hora de la comida standard hawaiana, comimos ya en Haleiwa habiendo parado en un montón de playas por el camino.

IMG_20190128_154044

Nuestra última parada antes de devolver el coche fue en la plantación Dole, y llegamos por los pelos porque cierra a las 6, mucho antes de lo que esperábamos (y no habíamos mirado con antelación). Hay varias cosas para hacer allí, como probar suerte en el laberinto más grande del mundo o tomar el trenecito que te lleva por la plantación y te explican cosas sobre cómo se cultivan las piñas y por qué allí se dan tan bien.

IMG_20190128_170702

Y así fue nuestro día recorriendo Oahu, miradores, peces de colores, vistas increíbles y todo relajado, no se puede pedir mucho más.

IMG_20190128_103106

Anuncios
Publicado en Hawai | Deja un comentario

Cómo ir desde KLIA al centro de Kuala Lumpur

Cualquiera que haya viajado a Asia o tenga pensado viajar por allí terminará pasando antes o después por KLIA o KLIA2, los aeropuertos de Kuala Lumpur. En esta entrada os voy a dar algunos consejos de cómo ir hasta/desde allí, dónde podéis descansar un rato si tenéis unas horas de escala o un vuelo que llega a deshora o cómo optimizar vuestro tiempo en el aeropuerto.

Hay tres formas fáciles de ir de KLIA a KL sentral, vamos de más barata a más cara (si viajas en solitario, si no grab gana a las demás opciones según cuántos seáis)

  1. Autobús. Desde la misma salida del mega centro comercial que es la zona previa a los controles de acceso del aeropuerto se puede coger un autobús hasta KL sentral, y desde ahí coger el metro para ir a cualquier sitio que quieras. El billete se compra en una taquilla justo antes de salir a la calle, te dan un ticket que entregas al conductor y en una hora o algo menos estás en KL sentral. En octubre de 2018 costaba RM 10. Te deja (y se coge cuando vas al aeropuerto) en el sótano de la estación de KL sentral.
  2. KLIA ekpres: un tren que en media hora y sin apenas paradas te deja convenientemente en KL sentral. Cuesta RM 55 y puedes comprar los tickets con tarjeta de crédito incluso antes de salir de la terminal. Luego en taquillas puedes igualmente comprar con tarjeta o en efectivo.
  3. Grab: por un precio muy similar al tren tienes un coche a tu disposición de puerta a puerta. Grab funciona fenomenal en Malasia (y no sólo allí) y es recomendable por lo cómodo que es. (A mi me costó RM65 un grab del tune hotel a las Torres Petronas, para que os hagáis una idea)

Desde KL sentral puedes ir en metro prácticamente a dónde quieras, funciona fenomenal y es barato, lo único, que a veces las salidas no están muy bien indicadas (hay estaciones con varias salidas, no hay mapas de ubicación y puedes terminar saliendo bastante lejos de dónde querías).

En el mismo aeropuerto, antes de salir de la terminal incluso, puedes comprar una sim si así lo deseas, están abiertos los puestos 24 horas y el trámite es un momento.

Si tu vuelo llega a horas intempestivas o tienes alguna escala mortal o simplemente tiempos que no te cuadran, es muy recomendable el hotel Tune KLIA2, por menos de 30 euros puedes estar de 7 de la mañana a 7 de la tarde en una habitación muy cómoda con baño, wifi que va como un tiro y una comida incluida, yo lo usé para un vuelo que llegaba a las 5 de la mañana después de una escala, un día que no me veía con ganas de estar por la ciudad hasta poder entrar al albergue y fue todo un acierto. Además tiene lavandería de monedas y puedes aprovechar para hacer la colada. Tiene también un patio muy agradable y aunque está en un aeropuerto han conseguido que sea un sitio muy cómodo. Se llega andando en apenas 5 minutos desde la terminal. (También tienen tarifas por 2 horas o 6 horas de estancia)

IMG_20181028_123459

Y finalmente un par de consejos: a la entrada del aeropuerto hay un centro comercial bastante grande con multitud de tiendas, restaurantes, supermercados y todo lo que puedas imaginar. Mi recomendación es que si queréis comer o tomar algo lo hagáis ahí, porque luego dentro las opciones son muy limitadas.

También os recomiendo ir con tiempo, es un aeropuerto con mucha gente y a veces pasar los controles lleva su tiempo.

 

 

Publicado en Kuala Lumpur, Malasia, Uncategorized | Deja un comentario

Segunda visita a Maldivas

Una vez que comprobé que se puede ir a Maldivas con un presupuesto modesto y habiendo visto esa barbaridad marina que tienen, supe que quería volver a ir.

Así que en el último viaje me guardé unos días para dedicarme a ver peces, tortugas, leer y sestear en la playa.

Tenía claro que quería volver a Maafushi, porque tiene muy buena oferta hotelera, el transporte es razonable (incluso hay ferry local por poco más de un euro) y las excursiones son las más baratas.

Sin embargo,  elegir la otra isla fue una tortura, lo que me interesaba es que tuviera un buen arrecife, ya que los tours pensaba hacerlos en Maafushi, así que en la otra isla íbamos a estar el mar y yo mano a mano. Cambié de opinión 6 veces, leí blogs, experiencias, opiniones en todas las páginas que encontré… y terminé en Biyadhoo (biyádu pronunciado).

Pero empecemos por el principio: Maafushi

Elegí con tiempo un hotel y una semana antes de ir se pone en contacto Booking conmigo y me dicen que el hotel cierra por obras y que cancela todas las reservas, que reserve en otro y ellos me abonan la diferencia (spoiler alert: no me han abonado la diferencia). Pero bueno, terminé en un hotel que se llama Crystal Sands, una habitación enorme y muy cómoda y todo muy correcto, el personal muy amable.

Una cosa que me preocupaba es que llegaba a Malé cerca de las 9 de la noche y quería dos cosas: comprar una sim y  llegar a Maafushi. Para la sim no hubo problema, hay dos compañías que tienen tienda en el aeropuerto y aparentemente abren 24 horas, para el traslado elegí icomtours porque tienen el último speedboat a las 10 de la noche y fue perfecto.

Las excursiones en Maafushi las puedes contratar prácticamente en cualquier esquina. Yo iba con la idea de hacer dos y al final sólo pude hacer una porque para la otra nunca salía grupo.

¿Y qué se hace 4 días en Maafushi?

Pues eso, algún tour, pasar el día en la bikini beach (si tu hotel no tiene tumbonas en la playa puedes alquilar una por unos 5 euros al día, creo que era), el arrecife no está mal, pero no es nada del otro mundo y hay muchos sitios para tomarte un batido, ver la puesta de sol o echar el rato.

Maldivas7

Maldivas8

Maldivas6

Maldivas10

En los tours los guías suelen hacer fotos de la gente y luego por la noche vas al hotel o dónde hayas contratado el tour y te puedes llevar las fotos en un pen drive de forma gratuita, es un valor añadido que es muy de agradecer.

Maldivas4

De la comida en general de Maldivas no esperéis grandes cosas, aunque hay mucho pescado lo cocinan hasta el infinito, así que casi siempre resulta seco (al menos a mi). Mucho arroz, fideos fritos, sandwiches… también hay varios sitios de buffet y de comida occidental.

Maldivas11

La segunda isla elegida, después de meses de duda fue Biyadhoo, las razones finales fueron varias, pero la principal fue que es una isla en la que toda la isla es hotel y va todo incluido (bueno, todo, de eso hablamos luego), así que lo único que tenía que hacer era decidir si entraba o salía del agua y si me echaba la siesta en un lado u otro de la isla.

Maldivas13

La idea era buena, la ejecución resultó regular.

La isla está fenomenal y el arrecife muy impresionante, pero ahí básicamente acaba lo positivo.

Yo fui con todo incluido menos las bebidas, que las cobran a precio de oro. Hay agua en la habitación que no sabes si es gratis o no. Cobran según llegas la estancia completa cuando estás en una isla y no tienes forma de irte sin pagar. El buffet es regular. Pero sobre todo es que el hotel está muy muy viejito, el baño era de hostal cutre de la India y no había comodidades que pueden esperarse de un sitio en el que pagas 140 euros la noche.

Yo no lo recomendaría pero a mi me compensó, pasé muy buenos ratos en ese arrecife.

Maldivas1

Maldivas3

Maldivas15

Maldivas16

Maldivas14

¿Volveré a Maldivas?

Si tengo la ocasión, tengo claro que si.

Maldivas9

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Maldivas | Deja un comentario

Cómo organizarse con el dinero estando de vacaciones

No voy a descubir a nadie la rueda con esta entrada, pero si os puede ayudar en algo con cómo organizar el dinero estando de vacaciones, bienvenido sea.

ANTES DEL VIAJE

La primera cosa que hay que tener en cuenta y que más vale asumir cuanto antes es que vamos a palmar dinero hagamos lo que hagamos siempre que haya un cambio de moneda involucrado.

Como sabéis, en muchos países se puede pagar con dólares o euros además de la moneda local. A menos que sólo vayáis para unas horas y vayáis a hacer un gasto mínimo yo siempre recomiendo pagar en moneda local, el cambio nunca es beneficioso.

Yo suelo llevar unos 100 euros en algún sitio de la mochila para alguna emergencia y si tengo dólares en ese momento porque me han sobrado de algún viaje también me los llevo. Nunca llevo moneda local cambiada desde aquí, primero, porque no me gusta viajar con mucho dinero, y segundo, porque no lo veo necesario.

Llevo también dos monederos, uno para la moneda del país en la que esté en ese momento y otro para todas las demás.

Hasta ahora llevaba dos tarjetas, una de crédito, que además no me penaliza por compras en moneda no euro y una de débito que si lo hace, para emergencias. Después de lo que me pasó en Bariloche llevo otra más.

DSC_0032

DURANTE EL VIAJE

Cuando llego al aeropuerto saco dinero del cajero. Aquí debéis de tener en cuenta las comisiones que  os cobre vuestro banco o los distintos cajeros. Y como suelen dar billetes de demasiado valor suelo comprar una botella de agua o algo así para tener cambio para transporte o lo que necesite.

Si puedo evitarlo, nunca uso las casas de cambio, hay gente que le encanta buscar el mejor cambio y goza con ello, yo no soy una de ellas.

Siempre que es posible pago con tarjeta (la que no me cobra comisión, claro)

Cuando está llegando el final del viaje intento gastar todo el suelto, ya sabéis que si tenéis que cambiar dinero te cambian billetes pero no monedas.

Siempre dejo la mochila en los albergues o en las taquillas, si hay, o cerrada con candado.

Y tampoco hago nada especial de seguridad más, llevo el dinero en el monedero en la bolsa o mochila que lleve, ya hace muchos años que no uso cinturones de esos de debajo de la ropa para el dinero ni nada.

Pensad que si por ejemplo decidís cambiar euros a dólares y luego esos dólares a la moneda que sea, habéis pagado comisiones dos veces. Mejor cambiar sólo una vez o sacar dinero directamente del cajero.

Resumiendo: paga en moneda local, evita todos los cambios que puedas y lleva algunos euros por si hace falta.

 

Publicado en Miscelánea | Deja un comentario

Qué hacer en Chiloé

Os voy a ser sincera, antes de llegar a Chile ni sabía que existía una isla que se llamaba Chiloé.

Había entrado a Chile por Punta Arenas y luego había estado en Puerto Natales y Torres del Paine, donde cogí el carguero hasta Puerto Montt, y es en ese carguero dónde conocí la existencia de Chiloé y supe que tenía que ir.

Me dijeron los camioneros que tenía que ir, que era una isla muy especial, muy distinta al resto de Chile, con mucha historia y unos ajos como mi culo de gordos (esto último está parafraseado), así que me fui unos días a Bariloche, donde estuve 3 días sin dinero y de ahí volví a Puerto Montt para pasar a Chiloé.

¿Cómo se llega a Chiloé? Desde Puerto Montt salen autobuses tanto a Ancud como a Castro con bastante frecuencia, puedes comprar el billete el mismo día en las taquillas o tenerlo online. Yo fui directamente a taquillas porque venía desde Argentina y nunca sabes cuánto te van a retrasar en aduanas, el paso en bus es un poco mortal.

En el mismo bus haces un tramo de carretera, luego ferry y luego carretera. Había muy mala mar y tardamos mucho en todo, así que llegué de noche y diluviando a Ancud, un señor se apiadó de mi y me llevó en coche al albergue que tenía reservado. No le quiero hacer publicidad, pero es de los peores albergues en los que he estado en mi vida, la primera noche el tío había hecho overbooking y me mandó (recordemos, ya pasada la hora de la cena y diluviando) a otro sitio, el día siguiente me asignó una cama que al llegar la noche resultó que ya estaba ocupada por otra persona… menos mal que conocí gente majísima que compensó las malas experiencias.

Chiloe1

¿Por qué es conocido Chiloé? Por sus iglesias de madera, su gastronomía, su historia y su patrimonio, así como sus casas, que tienen una construcción muy característica. Así que mi primer día en Ancud estuve recorriendo la zona, paseando a la vera del mar, viendo museos y buscando un tour para el día siguiente.

Chiloe2

chiloe3

El día siguiente me fui con un tour a ver iglesias de madera de la zona, la casa del escritor chileno Francisco Coloane (la historia de esa casa es muy interesante, la trajeron por mar, podéis ver el vídeo aquí, en Chiloe hay una tradición que llaman mingas (no hagáis bromitas) en las que todo el pueblo se une para hacer cosas por otros vecinos, incluso mover casas enteras)

Chiloe4

Luego fuimos a la isla de las almas navegantes, el tiempo no acompañaba pero la historia es preciosa, es la isla dónde entierran a los marineros, para que estén en tierra, pero lo más en el mar posible.

Chiloe5

Luego fuimos a las cascadas de Tocoihue, dónde aprendí que para un chileno “chulo” no es lo mismo que para nosotros (spoiler: allí chulo tiene connotaciones negativas).

Chiloe6

Chiloe7

Y con esto llegamos a la hora de la comida donde iba a conocer por fin el famoso curanto y conocería también lo mejor que ha dado Chile al mundo (bueno, exagero, pero está muy bueno), el  pebre.

¿Qué es el curanto? A ver si lo explico bien. Hacen un hoyo donde ponen piedras calientes que cubren con unas hojas de plantas muy grandes, luego ponen una capa de marisco, almejas, mejillones y otra cosa que yo no había visto en mi vida, luego otra capa de hojas y encima las carnes: chorizo, pollo, cerdo… otra capa de hojas y luego unas masas de patatas y harina (hay dos versiones) hechas bolas. Encima otra capa de hojas y a esperar.

Cuando la gente va a comer curanto es como una fiesta local, se come en mesas corridas y compartidas y se van pasando los platos, yo era la única extranjera de toda la gente que había y me integraron al momento.

Chiloe8

Después de comer seguimos con nuestro recorrido de iglesias de madera y cementerios, aderezado con unas cuantas historias de espíritus.

Chiloe9

Chiloe10

Después de pasar unos días en Ancud me fui en bus hasta Castro, conocido por sus famosos palafitos, que no son más que construcciones sobre el agua sostenidas con pilares. Muy fotografiables y además tuve la suerte (vaya, que lo busqué a propósito), que mi albergue estaba en uno de ellos.

Chiloe11

Chiloe12

Castro y sus alrededores tienen mucho que ver, el sistema de autobuses es bueno y frecuente y es muy fácil moverse. La plaza de Castro tiene mucha vida y también tiene una costanera con un mercado que merece mucho la pena pasear. Como siempre, pasear por los sitios es una de mis actividades favoritas, aunque tenga unas cuestas de esas que te hacen jurar en arameo.

Chiloe13

Chiloe14

Muy recomendable acercarse al museo de arte moderno de Castro, está a las afueras pero se llega perfectamente en bus.

Chiloe15

Sé que Chiloé no está dentro de las rutas habituales cuando se va a visitar Chile, ya os he comentado que yo ni sabía que existía, pero después de haber ido, si estáis por la zona y tenéis unos días libres, os lo recomiendo mucho, es, tal y como me habían dicho, muy diferente del resto de Chile.

Chiloe16

Publicado en Chile | 4 comentarios

De cuando salí de Vietnam en barca.

¿Queréis saber cómo es visitar Vietnam cuando hay un tifón? ¿Queréis conocer mi experiencia de cómo conseguí salir de Hoi An cuando el agua nos llegaba por las rodillas y no se podía circular?. Quedaos a leer la entrada de hoy que viene con batallita.

Vietnam1

El año pasado me quedaban algo más de dos semanas de vacaciones y decidí irme a la zona centro y sur de Vietnam. Mi idea era visitar Hue, Hoi An y Saigón. Sabía que era temporada de lluvias, pero no pensé que me pasaría un tifón por encima y lo que acarrea.

Me imaginaba mis dos semanas en Vietnam alquilando una moto para ir de Hue a Hoi An por una carretera escénica que hay, luego en Hoi An cogí un hotel a media distancia entre la playa y el centro histórico con la idea de ir y venir en bici a mi antojo y finalmente quería pasar un par de días en barco recorriendo el Mekong.

Spoiler: así me pasé las dos semanas, sudada, con mi discreto chubasquero y despeluchada

Vientam3

Y con esas expectativas llegué a Hue, al principio sólo llovía, todo dentro de lo normal en temporada de lluvia, pero iban avisando de que venía por Filipinas un tifón.

En Hue muy bien, visité el Palacio Imperial, la Pagoda de la dama celestial y unas cuantas tumbas de emperadores chinos del año de la tana que son bastante chulas.

Vientam4

Vientam2

Vietnam5

Ya para irme de Hue vi que lo de la moto con el pelo al viento iba a ser imposible, así que me fui en bus hasta Hoi An.

Tuve la suerte de que justo el día que llegué a Hoi An era el día del mes en que se hace el festival de las lámparas. Este día apagan todas las luces, se queman ofrendas, se lanzan lamparitas con velas al río para pedir deseos  y las calles las alumbran solamente los farolillos de las tiendas.

Vietnam8

Vietnam6

El día siguiente llegó el tifón. ¿Que supone un tifón en esas latitudes? Lluvias constantes y bastante torrenciales y viento. Estuve cuatro días más en Hoi An, a mi el tiempo generalmente me da igual, pero os recomiendo que si sabéis que va a pasar un tifón por encima vuestro y si que os molesta que llueva, aprovechad y cambiad de zona, para mucha gente la lluvia significa que las vacaciones se arruinan, así que estad abiertos a cambiar de planes si es así.

Vivir esa experiencia me resultó muy curiosa. Pude ir viendo como día a día se iban encharcando las calles, primero poco, luego en las zonas más bajas, luego vi cómo las cucarachas salían a borbotones de los desagues y finalmente vi a ratas subidas a los árboles para sobrevivir.

También vi como la vida de Hoi An, su mercado, su gente y sus negocios no paró en ningún momento.

Vietnam11

Vietnam10

Al tercer día de lluvia sin parar la cosa se estaba poniendo más complicada. La zona de mi hotel estaba en alto y no tenía inundacionestodavía, pero el resto estaba anegado. Tanto es así que para pasar a los turistas del otro lado del río usaban barcas hasta llevarlos a la zona seca. Esto me llamó muchísimo la atención. La necesidad agudiza el ingenio.

¿Qué hacer cuando el agua te llega por las rodillas y quieres caminar? Pues yo voto por descalzarse y quitarse los pesares y los ascos.

Vietnam12

vietnam14

Llegó el día de irme y había muchos vuelos cancelados, pero el mío aparentemente iba a salir. El aeropuerto de Da Nang queda un poco retirado de Hoi An y con mi hotel The Earth Villa, (recomendadísimo, ahora veréis lo que hicieron por mi) había contratado el transfer.

Bueno, pues bajo a desayunar y me dice la chica de recepción: tenemos un problema, esta zona también se ha inundado y no se puede circular, pero vamos a sacarte de aquí. Y vaya si lo hicieron.

Un señor con más años que el fuego me dijo: quítate las zapatillas y sígueme. Así que con la mochila, descalza y con un señor que no hablaba ni papa de inglés me eché a las calles. Tuvimos que caminar por el agua durante aproximadamente dos kilómetros, luego pedimos a un paisano una moto porque ya había menos agua para hacer otro tramo. Pero imaginad, en un vespino por una carretera con agua cómo llegué yo al aeropuerto.

Conseguimos llegar a una autopista donde estaba esperándome un coche que ya me llevaría, empapada, al aeropuerto.

Disfruté todos y cada uno de los momentos de ese trayecto, por eso os digo, mi mayor recomendación es que si os tiene que pasar un tifón por encima, os relajéis y ya irán saliendo las cosas. Y si te tienes que duchar dos veces al día o si tienes que tener la habitación llena de ropa secando, pues que todos los problemas sean esos.

Vietnam13

Después de Hoi An fui a pasar unos días a Saigón, mi idea como os comenté al principio era pasar un par de días navegando por el Mekong, pero con este tiempo y lo caro que me resultaba no merecía la pena, así que hice un tour de un solo día. También nos cayó la del pulpo. El tour es muy, muy turístico, vas a ver cómo hacen los caramelos de coco, el papel de arroz, a probar fruta con un espectáculo, te llevan por el río en barquita con los gorros típicos, haces tu propia comida… pero sabiendo a lo que vas, se disfruta.

Vietnam15

Vietnam16

Vietnam17

En octubre vuelvo a Asia y ya tengo más o menos decidida la primera parte del viaje, sobre la segunda, estoy pensando en volver a Vietnam, pero antes voy a esperar al pronóstico del tiempo 😉

 

 

 

 

 

 

Publicado en Vietnam | 4 comentarios

La (famosa) zona de confort.

Muchas veces cuando me preguntan con quién voy de viaje y digo que sola la respuesta inmediata es “qué valiente”, y yo siempre digo que no, que no tiene nada que ver con la valentía, sino con las ganas.

Y aún así, incluso los viajeros más aventureros que conozcas tienen su zona de confort. A mi me gusta mucho Asía, me encanta su caos, su gente, su locura y me resulta muy fácil, pero seguramente a otras personas le parezca un infierno el no saber cuándo o cómo vas a llegar a tu próximo destino o que no haya semáforos ni aceras, por decir algo.

¿Por qué escribo esto? Pues además de para retomar el blog (he tenido montañas de trabajo el primer trimestre del año) para contaros mi vida y que veáis que todo el mundo tiene dudas y miedos.

Tengo un vuelo a Singapur y de ahí tengo que decidir para dónde voy. Con algo más de un mes de viaje tengo varias opciones, pero han quedado resumidas en dos:

  1. Nueva Zelanda (y aquí es donde empieza el problema). Nueva Zelanda es muy caro y al ir sola no comparto gastos con nadie, me da un poco de pereza subirme a una montaña, al día siguiente hacer kayak, al otro un trekking por dónde sea y luego cogerme el coche y conducir hasta el próximo destino. Comer, dormir y hacer vida en un coche durante al menos tres semanas. Así que ahora mismo Nueva Zelanda me atrae como concepto pero me da pereza, sería salir de mi zona de confort, no va a ser un viaje cómodo.
  2. Hacerme un Maldivas y lo que surja (lo que surja estoy pensando que sea quizá  sea el norte de Tailandia, una isla concreta de Filipinas o volver a Vietnam, que el año pasado me pasó un tifón por encima, literalmente, y no lo disfruté como quería). Esta es la opción cómoda, son sitios que me gustan, que son fáciles (para mi ), baratos, y sólo tengo que ir y disfrutar, estrés  cero.

Así que con esta reflexión os dejo, ¿Cuál es vuestra zona de confort? No os hago encuesta que seguro que me mandáis todos a NZ xD

PN13

Publicado en Opinión | 9 comentarios