Ballenas + Alcatraz = Planazo en San Francisco

Cualquiera que me conozca un poco sabe que me encantan los barcos y me fascinan las cárceles. Así que ir en barco a una cárcel me parecía un planazo. Pero antes de que llegara ese momento, tenía otras cosas que hacer.

El día empezó pronto, había contratado una excursión para ir a ver ballenas (¡Ballenas!) y tenía que estar a las 7.30 de la mañana en el pier 39. Llegué pronto y pasé el rato mirando cómo despertaba la ciudad.

Amaneciendo en San Francisco

A las 7.30 estaba en el pier 39. La excursión la contraté con San Francisco Whale Tours y la excursión se llama “All day Farallon Islands natural history excursion” 6 horas en barco para ver ballenas, pingüinos y lo que surgiera (al final fueron 7) . Y te dicen que si no ves ballenas, el próximo viaje es gratis. Me costó 89$ y veo que sigue costado lo mismo. Sobre si merece la pena o no, depende de vuestros gustos, a mi me encantó.

Nos encontramos con la guía, una chica muy simpática que a lo largo del viaje nos explicó muchísimas cosas sobre todo lo que veíamos y que nos dijo antes de empezar que nos tomáramos algo para el mareo, yo no llevaba nada, pero alguien empezó a dar pastillas y cogí una. Hubo gente que no lo hizo y se pasó el viaje tumbados/vomitando, sufrí mucho por ellos.

Ya todos drogados y preparados, subimos al barco y empezó el viaje

¡Vamonos!

Atravesando la Bahía de San Francisco vi Alcatraz una vez mas, pero todavía faltaban unas horas para que pisara ese islote

Y pasamos bajo el Golden Gate

Una cosa muy curiosa que hicimos durante todo el recorrido fue recoger globos, los típicos globos de helio que se escapan a los críos. Acaban en el mar, los animales se los comen pensando que son comida y se enferman y pueden morir. Así que cuando veíamos un globo, allá que íbamos a recogerlo. (Bueno, globos y otras cosas, recogimos hasta un saco de dormir (!)).

Y cuando ya estuvimos en mar abierto, empezamos a ver ballenas, delfines, leones marinos (o algo así, me perdí un poco con los nombres en inglés), pingüinos…

Llegó un momento en que dejé de hacer fotos y simplemente miré, y alcancé el nirvana. Y tuvimos que volver, se acababa lo bueno.

La excursión había terminado, tocaba comer, pasear, sentarse a ver la gente pasar… y antes de que me diera cuenta ya era el momento de ir hacia el pier 33, de donde sale el barco que lleva a Alcatraz.

Escogí el tour nocturno porque me apetecía ver la cárcel de noche. ¿Es necesario reservar? Diría que si, yo fui fuera de temporada y tampoco había muchas plazas libres, la verdad. Oficialmente se compra a través de www.alcatrazcruises.com o en taquillas. Hay otras empresas que lo venden, claro, pero si hay diferencia de precio, escámate.

El tour nocturno es algo más caro que el diurno y no todos los días lo hay. (28$ diurno/35$nocturno). Este si ha subido, a mi me costó 33.

De nuevo estaba en un barco, ahora si, ¡rumbo a Alcatraz!

No iba en el barco dando saltitos cual quinceañera que va a conocer a Justin Bieber por aquello de mantener el decoro, pero por dentro iba bailando claqué.

 

Según desembarcas se hacen grupos y te van contando cómo desembarcaban los presos y qué vas viendo en cada zona (hay unas cuestas bastante curiosas hasta que llegas a la zona de los presos propiamente dichas, antes estaban las zonas donde vivían los guardias y otras zonas comunes).

Al llegar al edificio principal entras por el mismo sitio por donde se recibía a los presos. Se desnudaban, se duchaban, afeitaban y les daban el uniforme. Es ahí dónde te dan la audioguia.

Luego la audioguía ya te iba haciendo el recorrido, además había actividades (como escuchar cómo se abrían y cerraban las celdas) o documentales sobre escapadas o dramatizaciones. La verdad es que está curioso.

La única pega que le saco es que en algunos sitios, había demasiada gente. DEMASIADA.

Fue un día genial, la verdad, recomiendo cualquiera de las dos cosas.

He decidido hacer la entrada muy visual porque para mi ese día así lo fue. Hay cosas que se quedarán grabadas para siempre 🙂

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estados Unidos, San Francisco. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Ballenas + Alcatraz = Planazo en San Francisco

  1. Bichejo dijo:

    Dos veces he estado en San Francisco y ni idea de lo de las ballenas, qué disgusto. Porque me hubiera flipado. Pero mucho.

    Alcatraz me encanta. Las dos veces me ha pillado sin excesiva gente y al ir todo el mundo con sus auriculares puestos es una gozada quitárselos un ratito y escuchar los sonidos de la isla. Y escuchar el silencio, que en los sitios turísticos es casi imposible.

  2. Cristina dijo:

    Hola! en que mes hiciste esta excursión?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s