Visitando Kamakura

A sólo 51 km. de Tokio puedes encontrar un remanso de paz, con templos y paisajes increíbles, eso si, mas te vale madrugar que cierran pronto, y preparar los yenes, que todos cobran entrada.

Os voy a contar la ruta que nosotros seguimos, fuimos desde Tokio a la estación de Kita-Kamakura. Cogimos la linea Yokosuka desde la estación central de Tokio.  Esta fue la ruta que seguimos

 

El primer templo que se encuentra al bajar de kita-kamakura es el templo Engaku (300 Yen, cierra a las 17.00), siguiendo el camino vemos e templo de Meigetsuin (300 yen, cierra a las 16.00). Avanzando hacia la estación central de Kamakura encontramos el templo zen más importante de la ciudad, el templo Kencho (300 yen, cierra a las 16.30), desde él se pueden hacer un par de rutas con paisajes que no dejan a nadie indiferente.

 

 

Después del templo Kencho, fuimos al santuario Tsurugaoka Hachimangu, (gratuito, cierra a las 20.30) es un santuario sintoista en el que vimos una ceremonia en la que niñas pequeñas hacían un rito (no me preguntéis qué pasaba exactamente porque ni idea, la verdad). Pero estaban todas adorables con sus kimonos y sus complementos. Después de esto llegamos a Kamakura, puede ser un buen momento para comer, además hay un montón de tiendas si quieres echar el rato.

Una vez en Kamakura, tenemos que buscar la línea paralela de la compañía privada Enoden que nos llevará al Gran Buda de Kamakura (200 yen, cierra a las 17.30) y al templo Hase-Dera (300 yen, cierra a las 17.30). El viaje en esta especie de tranvía es curioso (el viaje cuesta 190 yens y son 5 minutillos, hay que bajarse en Hase) y creo recordar que en la estación había un todo a 100 yenes en el que compramos bastantes tonterías de esas que no puedes dejar de comprar.

 

Después del gran Buda, llegamos al templo Hase, para mi uno de los que más me gustó de todo el viaje.

 

 

 

Finalmente, desde el templo Hase se puede ir a la playa, nosotros fuimos en noviembre y no hacía día de playa, pero está bien para ver otras cosas (como conchas GIGANTES y miles de cuervos)

 

Quiero dedicar esta entrada a mi hermano pequeño, porque este viaje lo hice con él y fue un gran viaje, porque va a ser padre y porque estoy superorgullosa de él, porque siempre que necesito cordura acudo a él y porque no se me ocurre nadie mejor para ir a sitios absurdos como a él y a mi nos gustan. Te quiero, mugre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Japón. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Visitando Kamakura

  1. Pingback: Dos semanas en Japón | Book a ticket and leave

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s