My happy place

Tengo muchísimo trabajo y no me da tiempo a casi nada, así que de vez en cuando mi cabeza se va a mi lugar feliz y se queda allí un ratito cogiendo fuerzas.

Mi lugar feliz casi siempre es en un barco con los pies colgando, gotitas de agua salpicándome y el aire en la cara. Así he estado en muchos sitios y he alcanzado el nirvana.

happy

Pero tengo otro lugar feliz y es en el templo de Bayon, en una esquinita a la sombra simplemente mirando.

happy2

¿Cuál es vuestro happy place?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Miscelánea. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a My happy place

  1. varyamo dijo:

    A mi en Suecia me daba la vida pasear o correr por el bosque en primavera/verano o quedarme tirado en un embarcadero al borde de un lago

  2. Yo soy muy de verde, verde y cuando estuve en irlanda de eso tuve mucho. Pero lo que mas me impacto, por lo que son mi lugar feliz, fueron los Cliffs of Moher

  3. radi dijo:

    mi lugar feliz es en la bahía de Jokursarlon, boquiabierta, lloviendo, viento un frio de… contemplando los icebergs

    y otro más cerca de casa, en una cala en el cabo de las huertas, sentada en la roca, al sol, el agua me llega por la cintura

  4. labekoa dijo:

    Sin duda sería en la terraza de aquella cabaña en Kennicott,AK Por un lado las montañas de Wrangell St. Elías Park, por otro lado el glaciar y por último las rojas casas del pueblo minero abandonado. Inolvidable.

  5. viajera dijo:

    My happy place es una playa en Tortuguero (Costa Rica), donde me apunté a una excursión nocturna para observar el desove de las tortugas gigantes. No soy muy amiga de los animales, pero me pareció un espectáculo grandioso y me sorprendió la huella que ha dejado en mí.
    Acudes a una playa con un guía y accedes a una zona acotada con cintas de la que no puedes salir. Si tienes la mala suerte que en “tu franja de playa” no sube ninguna tortuga a desovar no te permiten desplazarte paralelamente a otra. No se pueden hacer fotos ni utilizar flash para no entorpecer el proceso natural del desove.

    Las tortugas, de un tamaño descomunal, suben pesada y lentamente desde la orilla mientras oyes sus jadeos por el esfuerzo. Se paran en un lugar determinado y con sus patas traseras comienzan a excavar en la arena un agujero bastante profundo. Este trabajo les lleva bastante tiempo, y cuando calculan que el agujero es lo suficientemente profundo comienzan a expulsar los huevos, decenas de ellos, del tamaño de una pelota de ping pong. Mientras, los jadeos de la tortuga son continuos, porque una vez terminado el desove tiene que volver a tapar los huevos con la arena que antes ha desplazado, moviendo las patas traseras en sentido inverso. Una vez terminado el proceso, la tortuga vuelve al mar lentamente.

    Estás en una playa preciosa, de noche, a la luz de la luna, en completo silencio, el cielo cuajado de estrellas y …….poder ser testigo de este fenómeno, me parece una de las experiencias más increíbles de mi vida.

    Tengo más happy places, pero no es cuestión de enrollarme 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s