Luces y sombras en Reino Unido

Como Londres es un destino muy habitual, frecuentemente me piden consejo sobre dónde alojarse allí. La verdad es que no tengo ningún sitio que pueda recomendar, he estado en algunos alojamientos que son suficientes para dormir y darte una ducha, pero bien, bien, no están.

Hoy os cuento dónde me alojé la última vez en Londres y Edimburgo y una sorpresa que nos nos esperábamos y que nos hizo bastante felices.

Clink 78: Albergue ENORME en Londres, cerca del metro de King’s Cross (St. Pancras, British Library…). Fuimos a una habitación privada de tres porque en Reino Unido los menores de 18 años no pueden compartir habitación común. La habitación tenía una litera de IKEA de estas que arriba es individual y abajo doble. Un pequeño lavabo y ya. Muy pequeña, lo justo para tener que saltar las mochilas para llegar a las camas. Las duchas comunes (hay duchas con lavabos y luego váteres y lavabos por otro sitio) están bien, pero os recomendaría si vais que busquéis, porque en algunas se puede regular el agua y es mejor, yo me escaldé el primer día por no poder regularla. Salía a temperatura volcán. De limpieza y eso normal.

Pega: el wifi sólo se coge en la zona de la cocina, y está masificada.

City Centre Hostel Apartments, en Edimburgo. EL PEOR SITIO EN EL QUE HE ESTADO EN MI VIDA. En serio, asqueroso. Que si hubiera pagado diez euros pues vale, tienes lo que pagas. Pero no, la habitación triple nos había salido por 120 euros la noche, eso, amigos, es mucho dinero para tener una bañera llena de moho que no traba, un váter que no funciona, una cocina asquerosa, una moqueta que dan ganas de no tocarla ni con un palo… Además, por si todo esto era poco, no había agua caliente.

ducha

El wifi sólo se coge en la recepción. Que está en otro edificio. Ajá.

¿Por qué mienten? Si no tienes wifi, ¡no lo pongas en la web!

Finalmente, una gran sorpresa.

Compré el billete para hacer el viaje de Londres a Edimburgo con megabus (los más baratos) de noche para ahorrarnos una noche de alojamiento y aprovechar más los días. Mientras esperábamos a que el bus saliera pensábamos la estrategia a seguir: cogemos ventanilla para apoyarnos, nos ponemos dónde la escalera para poder echarnos para atrás… ese tipo de cosas.

Y cual fue nuestra sorpresa cuando vimos al entrar que era un autobús de dos plantas con camas (sólo lo había visto en sudeste asiático, nunca en Europa).  Cada espacio tenía una cama doble debajo y una individual encima. Estrecho, claro, pero impoluto, con manta, con wifi (iba regular)… no podíamos pedir más, estuvimos dormidos todo el viaje.

megabus

Ahora mirando en la web si que pone (un poco escondido) que el servicio megabus gold es con cama. Es una forma muy cómoda de viajar y aprovechar más el tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hoteles, Reino Unido. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Luces y sombras en Reino Unido

  1. Tomo nota del Megabus Gold, buen sistema para llegar a Edimburgo a buen precio 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s