Elogio a viajar sola

Ayer @lobezna_ me preguntaba el cómo, el cuándo y el por qué empecé a viajar sola, así que hoy para darle respuesta os voy a contar un poco mi vida.

Tuve la suerte de viajar mucho con mis padres desde muy pequeña, nos llevaron a muchísimos sitios y para mi era algo normal irse de viaje, pasé veranos fuera, aprendí inglés e hice viajes largos sola hasta llegar al destino dónde me estaban esperando.

Por otro lado, estuve mucho tiempo viajando poco o por España porque mis amigos/pareja no tenían dinero para hacer nada más, y yo me conformaba, pero quería más.

Así que llegó un momento (tarde, porque tardé en tener dinero para poder hacer lo que quería cuando quería) que decidí que el no tener con quién hacer las cosas que quería hacer no tenía que ser motivo para no hacerlas.

Hice lo que recomiendo siempre, empezar por un destino en el que te sientas cómodo, yo empecé por Dinamarca, estuve allí de erasmus y sabía que iba a estar cómoda.

¿Qué te planteas la primera vez que viajas sola?

¿Y si me aburro? Aquí es fundamental conocerse a uno mismo, hay gente que necesita estar con otra gente, yo soy bastante solitaria y me entretengo muy bien sola, me encanta leer, pasear… no necesito necesariamente que alguien me de conversación. ¿Eres capaz de hacer cosas solo en la ciudad dónde vives o no vas solo ni a por el pan?

Yo pensé en ese primer viaje, bueno, pues si me aburro me voy al hotel y veo la tele o lo que sea, eran diez días, seguro que encontraba alguna manera de que pasaran sin querer pegarme un tiro.

¿Y cenar sola? Aquí hay dos partes, uno, si te alojas en albergues vas a estar tan sola o tan acompañada como quieras, si no quieres cenar sola, no lo harás. Pero creo que todos deberíamos ser capaces de cenar solos sin que fuera un drama.

¿Qué va a pensar la gente de mi? En todo este tiempo que llevo viajando sola nunca nadie ha sentido lástima por mi de “pobre, no tiene con quién viajar”.  Al contrario, la gente cree que eres valiente (yo no creo que tenga nada que ver con la valentía, pero eso da para otra entrada) y siempre hay un puntito de admiración.

¿Y si me pasa algo? Créeme, si te pasa algo, aunque estés en la selva más recóndita del país más escondido, alguna forma habrá de ayudarte. Y si no, te coges un avión de vuelta. He conocido gente que se ha roto manos o que ha tenido fiebres altas… es una putada, pero al menos dónde yo he estado siempre han sido antendidos, quizá no con las condiciones de aquí, pero vaya… ojalá no te veas en esa, pero no viajar por la posibilidad de ponerte malo es una excusa.

¿Y si me cancelan el vuelo? ¿Y si pierden mi reserva? ¿Y si llueve? ¿Y si me roban? ¿Y si me da diarrea? ¿Y si me caigo y me abro la cabeza?

¿Y si no te pasa nada de eso? o si te pasa, ya verás lo que haces en cada momento. Preocuparse por cosas que pueden o no pasar es agotador. Además, siempre va a haber un teléfono, si hace falta llamas a tu madre y lloras un poquito (la mujer se preocupará y querrá ir a buscarte, así que valora si lo que te pasa es tan importante como para darle un disgusto a la mujer, ahí pondrás las cosas en perspectiva)

Ahora que hay tantas compañías de bajo coste que han liberalizado los viajes, ahí van mis consejos para que os animéis a viajar solos por primera vez (si queréis, claro, tiene que ser una inquietud que tengáis dentro, hay gente que no quiere y no pasa nada, pero si quieres… ahí van mis consejos).

Elige una ciudad que tenga cosas para hacer/ver, será mucho más fácil entretenerse.

Vete a un albergue, fuera prejuicios, comparte habitación con 8 personas más. Además suelen tener actividades para los huéspedes y es fácil conocer gente si es lo que quieres. Y si no, será divertido igualmente.

Prueba un finde largo, tres o cuatro días, lo suficiente para que si lo odias no sea un suplicio y poco como para dejarte con ganas de más si te gusta.

Si puedes elegir, ve con buen tiempo, queremos que esto sea una experiencia que te haga querer más, ir a Kiev en invierno con nieve hasta las rodillas puede que no sea la mejor idea para empezar (aunque a mi me parece un planazo). Pero imagina Amsterdam en primavera. ¿Tentador, eh?

 

Viajar sola mola. Mucho. Siempre digo que es la mejor decisión que he tomado, hace que veas el mundo con otros ojos, que te abras a todo, que vayas con todos los sentidos puestos en lo que haces y te sientes poderosa al conocer todo lo que eres capaz de hacer.

He aprovechado para dejaros unas cuantas viñetas de Liniers. Siempre a sus pies.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Random. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Elogio a viajar sola

  1. varyamo dijo:

    Gran entrada. Yo hice una “prueba” cuando fui a Amsterdam, como la amiga que me alojaba tenía que currar me fui solo de ruta un par de días, y oye, ni tan mal. Iba a donde quería, perdia el tiempo que quería y pateaba todo lo que quería sin nadie que se quejara de nada. Ahora me falta hacer un viaje solo de verdad, a ver si ahorro un poquito. 🙂

  2. Precioso y motivante artículo. Genial, quizá me anime a seguir tus pasos y comenzar a investigar este cacho de pedrolo que llamamos tierra. 🙂

  3. Nojabeach dijo:

    A tus pies…siempre a tus pies. Eres una de las personas a las que realmente me encantaría conocer en persona para poder demostrarle mi fanatismo por su persona. XD

  4. martinyfelix dijo:

    A mi lo que no me gusta de viajar sola es no tener con quién compartir las experiencias. Porque no es lo mismo contarlas o enseñar fotos. Por lo demás, viajar acompañado es un rollo porque hay que hacer planes pensando en el grupo, coordinar horarios y tal.

    • Uncle Matt dijo:

      Yo me hice el blog justo por eso, porque cuando vuelvo no cuento nada, así al menos a los que les interesa saben en qué ando (mi madre, pobre, que nunca le enseño fotos ni nada).

  5. hesisair dijo:

    Viajo solo desde hace trece años, y suscribo todo lo dicho. A mí, personalmente, además me ayuda a vencer mis miedos a tratar con la gente, cuando viajo soy capaz de hablar con gente, de socializar, cosa que me resulta agobiante y cercano a lo imposible cuando estoy en mi hábitat natural.
    Viajar solo es conocerte a ti mismo y saber cuales son tus límites. Y, sobre todo, darte cuenta de que tus límites son mucho más altos de lo que creías, que eres capaz de hacer muchas cosas de las que te crees incapaz.
    Viajar solo es, un oasis del que sales fortalecido para afrontar la vida diaria. Además, me ayuda a escribir mucho sobre lo que siento, lo que veo y lo que vivo, cosa que me resulta muy reconfortante. Los escritos de los que me siento más orgulloso han salido de algún albergue u hotelito en medio de algún país extraño.
    Sí, viajar solo es lo mejor, aunque muy poca gente sea capaz de entenderlo. Eso lo hace mejor todavía… Saludos! 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s